La piscina dispone de un sistema de depuración Bioniser que genera electrólisis  portadores de plata y cobre coloidal,

y además se le añada clorito de sodio (NaCl2) (Terapias Electrolíticas Inversas)

debido a sus propiedades terapéuticas, todo lo contrario del cloro habitual que se suele utilizar.